STSJ Andalucía 2237/2008, 10 de Septiembre de 2008

Ponente:JOSE BAENA DE TENA
Número de Recurso:1588/2002
Procedimiento:CONTENCIOSO
Número de Resolución:2237/2008
Fecha de Resolución:10 de Septiembre de 2008
Emisor:Sala de lo Contencioso
RESUMEN

IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS. La Sala por tanto, es del parecer que la pensión extraordinaria de referencia estuvo no sujeta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas bajo el Imperio de la Ley 44/1978 EDL 1978/3192, y está exenta del mismo bajo el imperio de la Ley 18/1991."" Y la Sentencia de esta Sala de 30 de enero de 1998 refiriéndose ya a una pensión... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA Nº 2.237 de 2008

SALA DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO. MÁLAGA

Sección 2

RECURSO Nº: 1588/2002

ILUSTRISIMOS SEÑORES

PRESIDENTE

D. FERNANDO DE LA TORRE DEZA

MAGISTRADOS

D. EDUARDO HINOJOSA MARTINEZ

D. JOSE BAENA DE TENA

_________________________________________

En la Ciudad de Málaga a diez de septiembre de dos mil ocho.-Visto por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Málaga, constituida para el examen de este caso, ha pronunciado en nombre de S.M. el REY, la siguiente sentencia en el recurso contencioso administrativo número 1588/02, interpuesto por Dª. María Inés

, representado por el Procurador de los Tribunales D. José Luis Ramírez Serrano, contra el Tribunal Económico-Administrativo Regional de Andalucía, Sala de Málaga, representado por el Abogado del Estado.

Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. JOSE BAENA DE TENA, quien expresa el parecer de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Por la referida representación se presentó escrito interponiendo recurso contencioso-administrativo contra la resolución de la Administración demandada de fecha 28 de mayo de 2002 por la que se desestimó la reclamación nº 3391/00 (MA003) formulada por la recurrente con ocasión del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

SEGUNDO

Teniendo por interpuesto el recurso, se acordó su tramitación conforme a las normas establecidas para el procedimiento en primera o única instancia en el Capítulo I del Título IV de la Ley 29/1998, de 13 de julio , reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, habiéndose presentado en tiempo y forma la demanda y su contestación, y una vez acordado el recibimiento del pleito a prueba y practicada toda la que declarada pertinente pudo cumplimentarse dentro del período probatorio, las partesformularon sus escritos de conclusiones, quedando conclusos los autos para sentencia y pendientes de señalamiento para votación y fallo, que ha tenido lugar en el día fijado al efecto. Su cuantía quedó indeterminada.

VISTOS los preceptos legales citados por las partes, concordantes y de general aplicación.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Es objeto de impugnación en estos autos la resolución del Tribunal Económico Administrativo Regional de Andalucía por la que se desestima la reclamación planteada por la recurrente para que se procediera a la rectificación de su autoliquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ejercicios 1995 a 1998, en el sentido de excluir, con la consiguiente devolución, de los rendimientos del trabajo declarados el importe percibido del Instituto Nacional de la Seguridad Social como derechos pasivos por una pensión de viudedad por fallecimiento de su marido en acto de servicio.

La pretensión revocatoria y, en consecuencia, de la declaración de su derecho a la devolución de ingresos indebidos, tiene su fundamento en los siguientes argumentos. La parte de pensión reconocida en favor de la recurrente viene a indemnizar un hecho causante que, el fallecimiento o la incapacidad, se ha producido en circunstancias excepcionales, en accidente de trabajo, lo que motiva que la ley fije una indemnización para tales casos y que, a efectos tributarios, como toda indemnización por daños físicos o psíquicos legalmente reconocida, deba considerarse comprendido en el supuesto de exención establecido en el artículo 9. 1.e de la Ley 18/1991 .

Esta Sala ha resuelto una pretensión similar a la presente cuyos razonamientos debemos reproducir ahora por imponerlo los principios constitucionales de igualdad en la aplicación de la Ley y el deber de motivar la sentencias.

En efecto, en nuestra sentencia de diecinueve de mayo de dos mil cinco, dictada en el recurso contencioso-administrativo número 1.067 de 2000, dijimos:

"Se impugna por la representación procesal de Dª María Rosario la Resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Andalucía (en adelante TEARA) de fecha 27 de abril de 2000 por la que se desestiman las Reclamaciones núm. 29/3931/98 a 2935/98/01 (Concepto: Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) confirmando los acuerdos impugnados por estar ajustados a Derecho. La pretensión que se deduce es el dictado de Sentencia que, anulando la resolución impugnada, declare la exención del Impuesto y de su sistema de retenciones de la parte de pensión extraordinaria de orfandad de la recurrente que, por traer causa en acto de servicio, excede de la ordinaria, reconociéndole, asimismo, el derecho a la devolución, con sus intereses legales, de las cantidades que hubiera ingresado indebidamente en las Declaraciones de dicho impuesto, correspondiente a los ejercicios 1992, 1993, 1994, 1995, y 1996.

Por el Abogado del Estado, en la representación que ostenta de la Administración demandada se solicita el dictado de sentencia desestimatoria que confirme el acto impugnado por ser conforme a Derecho.

SEGUNDO

La recurrente afirma percibir por la Caja pagadora de Málaga de la Delegación Provincial del Economía y Hacienda pensión de orfandad de carácter extraordinario del régimen de Clases pasivas, como huérfana del Brigada de Fragata D. Bernardo , fallecido en acto de servicio, pensión concedida por Acuerdo de la Dirección General de Gastos de Personal de fecha 26 de febrero de 1.985.

Con fecha 15 de junio de 1998 interesó Dª María Rosario de la Delegación Provincial de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria la revisión de las declaraciones del IRPF de los ejercicios 1992 a 1992 y consiguiente devolución de cantidades ingresadas indebidamente como consecuencia de haber incluido en aquéllas la totalidad de la pensión reseñada.

Por acuerdo de la referida Delegación de fecha todo de 26 de junio de 1998 fueron desestimadas las solicitudes. La recurrente disiente de aquéllas por considerar que no sólo están exentas las rentas expresamente enumerados en la ley del Impuesto (18/1991, de 6 de junio ) y que su parte de pensión que excede de la ordinaria estaría enumerada entre los supuestos de exención recogidos en la citada ley; en concreto en el apartado e) del art. 9.1 de la misma, en cuanto que constituye una indemnización por daños físicos (la vida del causante) en la cuantía legalmente reconocida.

Así -continúa-: "la regulación del sistema de pensiones del régimen Clases Pasivas viene establecida, para la pensiones causadas por funcionarios a partir de 1 de enero de 1.985, por el Título 1 del Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de abril por el que se aprueba el Texto Refundido dela Ley de Clases Pasivasdel Estado , mientras que los derechos pasivos causados por los funcionarios antes de 1 de enero de 1.985, están regulados por el Estatuto de Clases Pasivas, aprobado por Real Decreto de 22 de octubre de 1.926 , por el Texto Refundido de la Ley de Derechos Pasivos de los Funcionarios de la Administración Civil del Estado , aprobado por Decreto 1120/1.966 , de 21 de Abril , por el Texto Refundido de la Ley de Derechos Pasivos del Personal Militar y Asimilado de las Fuerzas Armadas , Guardia Civil y Policía Armada, aprobado por Decreto 1211/1972, de 13 de abril EDL 1972/1127 , así como por el Título II del Texto Refundido de la Ley de Clases Pasivas del Estado , aprobado por el Real Decreto Legislativo 670/1987 , de 30 de abril EDL 1987/11131 antes citado.

Además, existe un sistema de pensiones especiales, que se rigen por su legislación específica, como son las Leyes 35/1980, 6/1982, 5/1979 y el Decreto 670/1976 EDL 1976/775 ,que vienen a regular determinadas pensiones especiales causadas por hechos derivados de la pasada contienda civil, 1936-1939 y a las que, por carácter supletorio, le es de aplicación la legislación de Clases Pasivas vigente a 31 de diciembre de 1.984.

Pues bien, en dicho régimen, las pensiones se clasifican en ordinarias y extraordinarias, siendo las primeras aquéllas reconocidas a favor del funcionario (jubilación o retiro) y a favor de familiares por el fallecimiento o declaración de fallecimiento de aquél, mientras que en las extraordinarias, el hecho causante está originado directamente por un hecho producido en acto de servicio o por razón del mismo. De tal forma que se causa pensión extraordinaria de jubilación o retiro siempre que la incapacidad se produzca por accidente o enfermedad en acto de servicio o como consecuencia del mismo, y se causen pensiones extraordinarias de viudedad, orfandad y a favor de los padres, cuando se originan por el fallecimiento del causante en acto de servicio o con motivación del mismo.

Por tanto, dentro del régimen de Clases Pasivas, existe una diversidad de pensiones extraordinarias (tanto en la legislación general, como en la especial derivada de la guerra civil) motivadas por la jubilación, retiro o fallecimiento del causante en acto de servicio o como consecuencia directa del mismo, con una finalidad claramente indemnizatoria, que se manifiesta en la circunstancia de que su daño sufrido en determinadas condiciones (en el caso que nos ocupa, el fallecimiento del funcionario en acto de servicio) que el legislador considera excepcionales y particularmente extraordinarias en atención a la peligrosidad del servicio.

Así en dichas pensiones extraordinarias, cabe distinguir, por un lado, el montante económico equivalente al que procedería fijar en circunstancias ordinarias y, por otro lado, el importe correspondiente la indemnización por daño. El primer importe, coincidente con la pensión ordinaria, constituye el pago de una parte del salario o sueldo diferido al tiempo en que ya no se presta el trabajo y como tal se encuentra plenamente sujeto al Impuesto. del segundo importe, en cambio, no constituye el pago por diferido de nada, sino una modalidad de indemnización por parte del Estado por los daños sufridos por su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA