STSJ Andalucía 463/2011, 20 de Abril de 2011

Ponente:JAVIER RODRIGUEZ MORAL
Número de Recurso:396/2009
Procedimiento:CONTENCIOSO - APELACION
Número de Resolución:463/2011
Fecha de Resolución:20 de Abril de 2011
Emisor:Sala de lo Contencioso
RESUMEN

EXTRANJERIA. EXPULSION DEL TERRITORIO NACIONAL. Pues bien, en este caso, las razones que justifican la elección de la expulsión en lugar de la sanción pecuniaria no se deducen de la conducta del infractor, por lo que entran en juego consideraciones efectuadas en ocasiones por esta Sala, al reconocer que a partir de un determinado momento la permanencia en España se convierte en un dato... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

S E N T E N C I A

Iltmos. Sres.:

D. HERIBERTO ASENCIO CANTISAN

D.GULLERMO SANCHIS FERNÁNDEZ MENSAQUE

D. JOSÉ ÁNGEL VÁZQUEZ GARCÍA

D. JAVIER RODRIGUEZ MORAL

D. JUAN MARÍA JIMÉNEZ JIMÉNEZ

En Sevilla, a 20 de abril de 2011.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso - Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Sevilla, ha visto el recurso de apelación registrado con número 236/2010 interpuesto por Melchor contra sentencia de 13 de febrero de 2009 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº Dos de Sevilla que declaró inadmisible el recurso 996/2007, tramitado por el procedimiento abreviado contra la resolución de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla de 17 de abril de 2007 que decretó la expulsión del recurrente de territorio nacional, con prohibición de entrada durante un período de tres años

Ha sido Ponente el Magistrado D. JAVIER RODRIGUEZ MORAL.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

La parte apelante interpuso el 3 de marzo de 2009 recurso de apelación contra el auto referido,y previo traslado al Abogado del Estado, se elevó el asunto a la Sala de lo Contencioso-Administrativo con sede en Sevilla, donde el día 19 de abril de 2011 de tuvo lugar la deliberación y fallo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

La declaración de inadmisibilidad del recurso no se ajusta a la ortodoxia del procedimiento abreviado,puesto que en el artículo 78.5 de la Ley 29/1998, de 13 de junio, reguladora de este orden jurisdiccional ----" Oído el demandante sobre estas cuestiones, el Juez resolverá lo que proceda, y si mandase proseguir el juicio, el demandado podrá pedir que conste en acta su disconformidad. Lo mismo podrá hacer el demandante si el Juez, al resolver sobre alguna de dichas cuestiones, declinará el conocimiento del asunto en favor de otro Juzgado o Tribunal o entendiese que debe declarar la inadmisibilidad del recurso ---- impone al Juzgador la obligación de no reservar para sentencia la decisión sobre esta cuestión, o cualquiera otra que impidiese entrar a conocer el fondo del asunto, lo que no ha sucedido en este caso, en el que se espera a dictar sentencia el 10 de octubre de 2008, dos días después de haber celebrado la preceptiva comparecencia. Esto nos aboca a resolver sobre el fondo, tras estimar que no era procedente la causa de inadmisibilidad planteada por la Administración demandada, al apreciar la falta de representación del letrado recurrente por las siguientes razones.

SEGUNDO

La Sala, sobre la cuestión tratada, ante los numerosos recursos frente a actos del mismo sentido, ha dictado sentencia plenaria de 10 de septiembre de 2004, en la que viene a decidir que la designación de oficio de letrado confiere la representación al letrado en aquellos procesos en los que no es preceptiva la intervención de procurador y el letrado puede asumir la representación.

Así, decíamos allí que:Hay que tener en cuenta que, conforme a laLey de Asistencia Jurídica Gratuita, artículo 27, "El reconocimiento del derecho de asistencia jurídica llevará consigo la designación de abogado y, cuando sea preciso, de procurador de oficio". Siendo claro que no es precisa la designación preceptiva de Procurador( art. 23.1 de la LJCA ) para las actuaciones ante los órganos unipersonales, hemos de concluir que el letrado designado por el interesado y cuya designación comprende, según el Colegio de Abogados, la representación y defensa, puede actuar así ante el órgano judicial sin que le sea exigible al recurrente el apoderamiento apud acta o el otorgamiento de otro poder.

Todo ello, aparte de lo contradictoria que resulta la resolución del Juzgado, ya que, si se considera que el letrado no representa a la parte, el requerimiento debió hacerse a la parte y no, al letrado cuya representación se niega. Y, si no se le reconocía representación, mal pudo admitírsele recurso de súplica en representación del expulsado y la posterior apelación.

En consecuencia, siendo los mismos los argumento, a lo dicho hemos de estar, por lo que procede la estimación del recurso de apelación.

Sobre esta base se han dictado cientos de sentencia por esta Sala. Es cierto que, por sentencia del Pleno de esta Sala de cinco de octubre de 2007, se ha cambiado el criterio de la anterior. No obstante, en ejercicio del principio de libre investigación del derecho aplicable al caso, con el debido respeto a la mayoría, esta Sección entiende que el anterior criterio era ajustado a Derecho, por razones que ha expuesto igualmente en multitud de resoluciones, y ello, por las razones que se dicen a continuación.

Así, como...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA