STSJ Castilla y León 2504/2004, 30 de Enero de 2004

Ponente:Mª LUISA SEGOVIANO ASTABURUAGA
Número de Recurso:2504/2003
Número de Resolución:2504/2004
Fecha de Resolución:30 de Enero de 2004
Emisor:Sala de lo Social
RESUMEN

ACCIDENTE DE TRABAJO. RECARGO DE PRESTACIONES POR FALTA DE MEDIDAS DE SEGURIDAD. El accidente no fue un caso fortuito, sino que la empresa omitió la adopción de determinadas medidas de seguridad para evitar que ocurriese el accidente, como son las previstas por los órganos de prevención de las empresas. En primera instancia se desestima la demanda. Se desestima la suplicación.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

D. Mª Luisa Segoviano AstaburuagaD. José María Ramos AguadoD. Emilio Alvarez Anllo

T.S.J.CASTILLA-LEON SOCIAL

VALLADOLID

SENTENCIA: 02504/2004

Rec. Núm 2504/03

Ilmos. Sres.

Dª. Mª Luisa Segoviano Astaburuaga

Presidente en funciones

D.José María Ramos Aguado

D. Emilio Alvarez Anllo

/ En Valladolid, a treinta de Enero de dos mil cuatro.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid, compuesta por los Ilmos. Sres. anteriormente citados ha dictado la siguiente

S E N T E N C I A

En el Recurso de Suplicación núm. 2504 de 2.003, interpuesto por NERVION MONTAJES Y MANTENIMIENTOS S.A. contra sentencia del Juzgado de lo Social UNO DE LEON (Autos 1044/02) de fecha 13 DE JUNIODE 2003 dictada en virtud de demanda promovida por NERVION MONTAJES Y MANTENIMIENTOS S.L Y OTRO contra INSS, TGSS Y OTROS, sobre RECARGO PRESTACIONES, ha actuado como Ponente la Ilma. Sra. DOÑA Mª Luisa Segoviano Astaburuaga.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Con fecha 27 de diciembre de 2002 se presentó en el Juzgado de lo Social de León Uno demanda formulada por el actor y otro en la que solicitaba se dictase sentencia en los términos que figuran en el Suplico de la misma. Admitida la demanda y celebrado el juicio, se dictó sentencia en los términos señalados en su parte dispositiva.

SEGUNDO

En referida Sentencia y como Hechos Probados constan los siguientes:

"PRIMERO.- Hacia las 15:00 horas del día 7 de septiembre de 2001, el trabajador codemandado, don Inocencio , oficial de la ajustador y don Luis , Jefe de Equipo, pertenecientes ambos a la empresa NERVIÓN MONTAJES y MANTENIMIENTOS, S.L. -contratista de mantenimiento por cuenta de ACERALIA CORPORACIÓN SIDERORGICA, S.A.-, junto a los operarios don Simón y don Carlos Manuel , procedían al cambio de una de las cadenas de trabajo, que se había roto en la campana del Horno de Cucharas núm. 2 de la Acería, Aceros y Acabados de las instalaciones de la segunda de las empresas en Gijón (Asturias). Dicha campana lleva repartidas perimetralmente tres cadenas de trabajo o de elevación y tres de seguridad ligeramente más largas, las cuales, de dos en dos (una de trabajo y otra de seguridad) van fijadas a otros tres soportes soldados igualmente en el contorno de la referida campana. Para realizar tal labor, los dos trabajadores participantes en la operación se encontraban sin utilizar arneses de seguridad, subidos a la campana en la zona central (a unos cuatro metros de altura), la cual, con una diámetro de unos tres metros, se halla rodeada de estructura y de otros elementos que dejan huecos muy pequeños (menores de los que existen en una barandilla ordinaria). La operación a realizar consistía en meter el bulón para unir solidariamente el grillete del extremo de la cadena con el soporte que a su vez está adherido a la campana por soldadura. Para poder meter el bulón, era necesario hacer coincidir los bujes del grillete que va en el extremo de la cadena con el del soporte, debiendo, para ello, izar la campana hasta ponerla horizontal y que coincidan los referidos bujes, haciendo uso para realizar esta operación de un grúa puente y de un cable o estrobo, el cual va sujeto por un extremo al soporte donde se fijan las cadenas y por el otro al gancho de la grúa. Fue en esa fase de la operación, de meter el bulón, una vez que la campana ya estaba horizontal y se hallaban aproximados los bujes, cuando desde la parte superior de la campana procedían a calar el susodicho bulón:. En ese momento, se rompió la soldadura que fijaba el soporte, perdiendo la campana la horizontalidad al quedar sujeta sólo por las cadenas de los otros dos soportes; como consecuencia de ello los trabajadores cayeron al suelo desde una altura aproximada de 3 metros.

SEGUNDO

En días anteriores al accidente se habían roto varias veces las cadenas y, concretamente, el mismo día por la mañana, habían roto tres cadenas en la misma ubicación.

TERCERO

La soldadura que rompió causando el desgraciado accidente fue realizada por la empresa constructora de la Acería, entregada llave en mano a la empresa siderúrgica unos dos años y medio o tres antes de ocurrir el accidente. No consta que se hubiesen realizado labores de comprobación y mantenimiento para revisar periódicamente el estado de las soldaduras de los soportes, las cuales se encuentran sometidas a medios agresivos, tales como temperaturas elevadas, campos magnéticos, etc.

CUARTO

Tramitado el expediente administrativo de recargo por falta de medidas de seguridad, que obra en autos y se da aquí por reproducido en su integridad, la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social dictó resolución el 25 de septiembre de 2002 declarando la existencia de I responsabilidad empresarial por falta de medidas de seguridad, así como la procedencia de que las prestaciones de Seguridad Social derivadas del accidente de trabajo sufrido por don Inocencio sean incrementadas en el 50% con cargo solidario a las dos empresas demandantes por un importe de 7.507'47 ¤ en pago único por incapacidad temporal...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA